Sociedad

¿Cómo se producen los pisos de linóleo?

marzo 14, 2019
Cecilia

author:

¿Cómo se producen los pisos de linóleo?

El linóleo hacía referencia a un material natural que está hecho del aceite de linaza y otros materiales que son orgánicos como la resina de pino. Ahora, este mismo término es utilizado para hacer mención al material que ha venido a sustituir el plástico de vinilo.

Es utilizado para la instalación de pisos, ya que es muy económico y tiene buena impermeabilidad, además de contar con una excelente vida útil. Por lo general, es muy fácil de instalar y podemos mostrar un poco acerca de la composición del Linoleum para crear conciencia sobre la eficiencia del mismo.

Antes que estas tiras sean instaladas en el suelo, pasa por varias etapas de producción. Con 150 años desde su descubrimiento, son muy pocos los cambios que este ha sufrido en su fabricación. Fue en 1860 cuando se comenzó a experimentar con algunos procesos en colores de secado rápido y fue durante estos mismos procesos cuando se descubrió que el aceite de linaza oxidado se convierte en una capa gomosa y después de algunos cambios y alteraciones se creó el primer linóleo en el año 1863.

Estos materiales para la construcción de Pisos están compuestos con otros materiales como la harina de corcho, algunos pigmentos y la piedra caliza. Debido a su alta calidad de resistencia, se extendió hacia los años 50 hasta que aparecieron en el mercado otras opciones un poco más económicas como la moqueta, el PVC y el parqué.

No fue sino hasta 1980 cuando comenzó a generarse conciencia por la conservación del medioambiente y el linóleo volvió a ser una opción interesante y atractiva por tratarse de un producto natural y de buena calidad.

Instalación de pisos de linóleo paso a paso

El linóleo debe adaptarse al espacio, hay varias alternativas que son plegables y muy flexibles. De hecho su flexibilidad es tal que pueden encogerse o expandirse de acuerdo a los cambios de temperatura. Aunque estos cambios suelen ser muy mínimos, si la instalación no se hace de forma correcta, puede ser un problema.

Lo primero que debes hacer, es retirar todos los muebles y artefactos que estén en el suelo, incluyendo las puertas (sobre todo si estas se abren hacia adentro). Debes limpiar los pisos para que no te encuentres con ningún obstáculo al momento de iniciar el proceso.

Es importante tener paciencia y cuidado, es mejor esmerarte en una buena limpieza a que vayas a perder la calidad del trabajo por no haberlo hecho con la debida cautela. Debes retirar también los zócalos, para ello, puedes usar algunas herramientas sencillas como una palanca, una espátula o un destornillador.

El linóleo se debe colocar sobre un piso que esté uniforme, de no ser así, la estética de este piso se perderá, viéndose bultos, algunas rugosidades e incluso espacios vacíos o blandos.

Por eso debes fijarte en la superficie para que puedas instalar el linóleo en pisos de concreto, en pisos de madera y hasta reparar el piso de linóleo ya existente, y así reparar algunas secciones que puedan estar desgastadas, rotas o dañadas.

Hay que tener en cuenta que algunos pisos no son aptos para la instalación de este material, sobre todo si están muy dañados, pero en términos generales es una excelente opción para que tus pisos se vean naturales y bonitos.

Existen más opciones de piso como los vinílicos y los laminados que también son de muy buena calidad. Lo interesante de esto es que el mercado está repleto de opciones de donde puedes escoger y que cada una presenta sus características particulares que pueden ser para ti una ventaja o no. Todo dependerá de cuáles son tus expectativas y necesidades, también juega un papel fundamental el presupuesto con el que cuentas, así como los gustos y el estilo que quieras impregnar en tu hogar.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *