Salud

Autoayuda y superación personal: un camino de bienestar

marzo 12, 2019
Carla Roccozo

author:

Autoayuda y superación personal: un camino de bienestar

Los caminos de la vida son muy diferentes, algunos pueden ser fáciles y otros un poco más complicados. Pero el camino por el que cada persona transita está determinado por sus decisiones y acciones, de manera que no hay nadie a quién echarle la culpa de los tropiezos en la vida. Éste es el principio de una vida responsable y una mentalidad madura, por eso es importante tener un poder intrínseco que ayude a sobrellevar situaciones difíciles de la mejor manera, para mantener una buena salud mental.

La solución está dentro de cada persona

Cuando se presentan situaciones difíciles, las personas suelen acudir a otras por consejos, consuelo y compañía. Aunque estos elementos son importantes, pocas veces son suficientes, ya que no hay que olvidar que el potencial principal es el de uno mismo, que está representado por esos mecanismos que tiene cada persona para afrontar los conflictos.

La autoayuda es la capacidad de hacerse cargo de sí mismo a nivel emocional. Para desarrollar en profundidad esta capacidad, se puede consultar mayor información en www.mentalizarte.info donde es posible encontrar técnicas y consejos, que más que ser una solución a un problema en específico, ofrecen información para el crecimiento personal, aumento de la autoestima y demás factores que hacen al ser humano mentalmente fuerte y saludable.

 

El primer paso para convertirse en su propio agente de autoayuda, es reconocerse como su principal recurso. Siempre el poder de hacer o no hacer las cosas residirá en uno mismo; el poder de cambiar, de tener una nueva percepción de los acontecimientos dependerá por completo de cada uno, por lo tanto, el trabajo empieza en uno mismo.

Invertir en el desarrollo personal

Si se ha mencionado que una persona es su principal recurso, cuando se habla de invertir no se hace referencia a lo económico, sino a la inversión de tiempo, formación de hábitos y disposición para convertirse en la persona que se desea ser.

El desarrollo personal es la práctica y estudio para convertirse en una mejor persona y llevar una vida más amena. El desarrollo puede darse en un área específica como la profesional, de relación, educativa, social, etcétera…, la mejora en un área lleva consigo una mejora en otras áreas. El ser humano tiene diferentes dimensiones, pero éstas se mantienen en constante conexión. Establecer y alcanzar metas produce felicidad, y la felicidad es una energía que se irradia.

Luchar por lo que se desea

Por lo tanto, invertir en el desarrollo personal implica mejorar en todas las áreas de la vida, se trata de establecer cambios para mejorar la autoestima, la motivación, comprender mejor las creencias y valores, establecer hábitos eficientes y metas alcanzables.

Plantearse una vida de desarrollo personal no es como presionar un interruptor. Para estar en constante desarrollo es necesario utilizar todo lo que esté al alcance, no se trata de un proceso estático, sino dinámico e integrador.

Por ejemplo, hay que ser consciente que todo lo que puede hacerse está en el presente, lamentarse por el pasado no vale la pena, pero sí vale la pena aprender de él. Alimentar la mente con buenos pensamientos es otro ejemplo, pero éstos deben ir acompañados de acciones, pensar de manera constante cómo lograr una meta no la hará realidad, las acciones que se tomen en esa dirección son las que lo harán posible.

¿Camino del bienestar?

El desarrollo personal no se trata sólo de establecer estrategias para alcanzar una meta, no es un punto de llegada. El desarrollo personal es un camino, una forma de vida que ofrece objetivos, metas y salud mental. Buscar el desarrollo personal siempre ofrece un objetivo, la búsqueda de algo nuevo que aprender y esto permite tener un sentido de vida.

Cuando se vive con la certeza de que la vida tiene un sentido, y que siempre hay algo nuevo por hacer y aprender, las probabilidades de caer en una depresión son mínimas, porque la vida genera una forma positiva de aproximarse a otros y manejar los conflictos.

El desarrollo personal es una forma de vida que involucra cambios favorables desde la propia persona, cuando ésta se reconoce como su recurso principal para lograr objetivos y metas, así como cambios significativos y positivos que incluso permitirán irradiar beneficios para otros.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *